Vie 16.12.2016
Jue 09.02.2017
El bioetanol será clave para el futuro del mercado de naftas
Mar 07.02.2017
Etanol en Argentina, planean aumentar el corte obligatorio al 25%
Jue 02.02.2017
Es oficial: Exportaciones de biodiesel creció 150% en 2016 ¿Habrá efecto Trump?

La Argentina debate los ejes para un plan de bioeconomía

Fuente: 
Clarin
En Buenos Aires, un grupo de experto analizó las oportunidades que se abren para la agroindustria a partir de la ciencia y la tecnología.

El pasado 12 y 13 de diciembre se llevó a cabo en la Ciudad de Buenos Aires el último Simposio Regional de Bioeconomía Argentina, en esta oportunidad correspondiente a la edición Centro Pampeana Sur.

Bioeconomía Argentina es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva que promueve espacios para la reflexión, el análisis y el desarrollo de propuestas concretas que mejoren las cadenas de valor tradicionales mediante la ciencia y la tecnología.

El simposio contó con la presencia de más de cien destacados expositores provenientes de los ámbitos académico, empresario, cooperativo y gubernamental y allí se debatieron las oportunidades que se presentan en el mundo para avanzar hacia un modelo productivo más sustentable en la región.

Durante la inauguración del evento, el Secretario de Valor Agregado del Ministerio de Agroindustria de la Nación, Néstor Roulet, destacó los logros alcanzados en un año de gestión en materia de bioenergías, como el aumento del corte al 12% de bioetanol en las naftas y la incorporación de 60 MW eléctricos derivados de biomasa al sistema nacional.

Por su parte, el ministro Lino Barañao resaltó la competitividad de la investigación científica argentina, cuyo costo es un quinto del promedio internacional.

Posteriormente, Gustavo Grobocopatel expresó las dificultades del empresario argentino para implementar tecnologías ante la falta de calidad del Estado. Reclamó por una mejor retribución de servicios ante las altas tasas impositivas, mediante la incorporación de infraestructura, seguridad jurídica y acuerdos bilaterales de libre comercio que acerquen el país al mundo, entre otras medidas. Luego destacó que agregar valor no es sólo transformar las materias primas, sino que tecnologías como la agricultura de precisión generan un alto impacto.

El primer panel fue cerrado por Adrián Vera, presidente de la Bolsa de Cereales, quien expuso que ser supermercado del mundo no es sólo producir alimentos, sino que hay que ver los cultivos como materias primas para la producción de otros bienes como energía, bioplásticos, cosméticos, etc; que ya son una realidad.

Durante el final de la tarde, el ministro de Agroindustria bonaerense, Leonardo Sarquís, presentó el Plan de Bioeconomía de la Provincia de Buenos Aires. Sarquís señaló que "la bioeconomía es, estratégicamente, un nuevo motor de desarrollo de la economía provincial, clave para potenciar la agroindustria; el desafío es lograr mejores productividades en un marco de mayor sostenibilidad económica, social y ambiental, pilares fundamentales de la gestión de gobierno de la Gobernadora María Eugenia Vidal".

El titular de Agroindustria estuvo acompañado por su par de Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge Elustondo. De esta forma la Provincia de Buenos Aires se convirtió en la primera provincia del país en tener su Plan de Bioeconomía.

Durante las jornadas se expusieron algunas cuestiones sobre ordenamiento territorial, distintas investigaciones que se vienen realizando en instituciones científicas sobre biomedicina y bioquímica. También representantes de Aacrea, Aapresid, INTA y Conicet detallaron la sustentabilidad de la agricultura argentina. Luego representantes de firmas agroindustriales, tales como: Adeco, Rizobacter, ACA, AOM, entro otras, expusieron cómo lograron transformar biomasa en productos de alto valor.

El cierre del simposio estuvo a cargo de Alejandro Mentaberry, coordinador ejecutivo del Gabinete Científico Tecnológico, junto al subsecretario de Bioindustria de la cartera de Agroindustria, Mariano Lechardoy.

Mentaberry hizo hincapié en el lugar central que ocupa la bioeconomía para la introducción del país en la economía del conocimiento. “El concepto de bioeconomía nos vino muy bien para introducir la idea de agroindustria: industria y agricultura como las dos palancas del desarrollo de la Argentina”.

Por su parte, Lechardoy resaltó la importancia del trabajo articulado entre ambos ministerios y en relación al simposio afirmó que “en un mercado del conocimiento, estos encuentros nos sirven para intercambiar ideas, para que el año que viene podamos tener proyectos emblemáticos que nos vayan marcando el rumbo a seguir”.