Jue 01.11.2018
Mié 14.11.2018
Santa Fe impulsa usar biodiesel en el transporte
Lun 12.11.2018
Los equipos de luces de Roger Waters utilizaron biodiesel de Santa Fe
Mié 07.11.2018
Estados Unidos analiza volver a importar el biodiésel de la Argentina

Brasil, un espejo que anhela la industria local del biodiesel

Fuente: 
Urgente 24
El vecino país planteó el esquema de aumento del corte obligatorio para los próximos años. Mientras tanto, en la Argentina, la ampliación del mercado local es una urgencia del sector, que pierde terreno en la plaza internacional por factores internos y externos.

Un día después de confirmarse que Jair Bolsonaro es el nuevo presidente electo de Brasil, el gobierno de ese país -todavía encabezado por Michel Temer- definió el nuevo cronograma mediante el cual aumentará el corte obligatorio del gasoil con biodiesel.

Actualmente, ese mix se compone de un 10% del biocombustible elaborado a partir de aceite de soja. Esa proporción (B10) deberá ascender al 15% (B15) para 2023 de forma escalonada, a razón de un 1% por año.

La política de biocombustibles no se alterará con la llegada de Bolsonaro. Previo al balotaje del domingo último, el flamante presidente electo dio su respaldo a la industria del bioetanol (derivado del maíz y la caña de azucar) y prometió que Brasil "volverá a ser líder en esa área brevemente".

Las novedades en el vecino país obligan a revisar la situación actual de la industria local, fuertemente golpeada por diversos factores, externos e internos.

Claudio Molina, Director Ejecutivo de la Asociación Argentina de Biocombustibles e Hidrógeno (AABH), consignó 3 puntos específicos en un paper de reciente distribución.

1- La imposición por parte del gobierno de USA de un arancel del 140% a las importaciones del biodiesel argentino, lo que prácticamente cerró el mercado estadounidense (que representó el 90% de las exportaciones del sector en 2017).

2- Las retenciones aplicadas por el Gobierno Nacional que llevó la alícuota del 0% al 23%, lo que -afirma Molina- "afectó" la estructura de costos de las empresas "debilitando su competitividad".

3- La "incertidumbre" creada por una investigación de la Unión Europea y que podría derivar en medidas antidumping, lo que "reduce los negocios actuales".

De acuerdo al informe, estos factores repercutirán en una caída de la producción para este año que rondará entre el 15% y el 20% en relación al año pasado, cuando la capacidad instalada trabajó al 65%.

Una buena noticia para el sector fue que el Gobierno desistió -a través del proyecto de Presupuesto- de la implementación de un nuevo impuesto que asemejaba al biocombustible con los combustibles fósiles. "Era como si le pusiéramos al cigarrillo electrónico un impuesto al tabaco”, graficó la senadora tucumana Beatriz Mirkin (PJ).

De todas formas el panorama es complejo. "La industria argentina exportadora de biodiesel se encuentra casi parada", señala Molina a la vez que la industria reclama una ampliación del mercado interno, a la manera que acaba de anunciarse en Brasil.

El corte obligatorio se encuentra desde hace años en el 10%. La Bolsa de Comercio de Rosario hizo una propuesta para que el corte ascienda al 15% inicialmente y alcance luego el 20%. Para ello debería intensificarse el uso del biocombustible en el transporte y en la generación eléctrica. De acuerdo al paper de Molina, el Gobierno "tiene en carpeta ordenar la normativa actual" para incentivar el aumento de la proporción.

Al mismo tiempo, y como contrapartida, denuncia que "no se viene cumpliendo" la obligación de que el gasoil que utilizan las usinas eléctricas se corte con un 10% de biodiesel, lo que califica como "un hecho muy llamativo".