Vie 16.12.2016
Mar 10.10.2017
EE.UU. aplicaría otra sanción contra el país por el biodiésel
Vie 06.10.2017
La producción de biodiésel creció casi un 20% en la región
Jue 05.10.2017
El biodiesel hecho con "soja sustentable" tiene premio en la Unión Europea

Argentina: líder en producción de biocombustibles

Actualmente, Argentina es uno de los países líderes en la producción de Biocombustibles. El año 2016 se consolida como un punto de recuperación para esta forma de energía, y el próximo año se visualiza un panorama más que alentador para el sector.

Entre enero y agosto de 2016, la producción conjunta de Biocombustibles creció un 30%, con una caída en la participación del Bioetanol del 30,5% al 24,7%. Mientras que para las ventas internas existió un retroceso del 4%, explicado mayormente por el biodiesel.

Biodiesel

Durante los primeros ocho meses del año, la producción de este biocombustible creció 40% con respecto a igual período del año anterior, motorizada principalmente por un fuerte aumento de 131% de las exportaciones. El cambio de escenario de la actividad es consecuencia de la sustancial disminución de las retenciones a las exportaciones para este sector, sumado, a la unificación del mercado cambiario argentino en diciembre de 2015 que mejoró las condiciones de intercambio para el país. Además, el fallo favorable a la Argentina de la Organización Mundial del Comercio (OMC), anulando los aranceles por dumping europeos, que desde el año 2013, afectaban la producción nacional con un gravamen del 22 al 25,8%, deja como resultado un panorama positivo para el 2017.

Estimaciones recientes dejan entrever que el año 2016 finalizará con una producción total de 2,5 millones de toneladas, con un saldo exportable equivalente a 1,5 millones de toneladas, principalmente destinado al mercado norteamericano, generando la cifra de 1.200 millones de dólares para el país. En tanto, las perspectivas de la OECD para el año 2020, ubican una producción estimada de biodiesel en alrededor de unas 3,27 millones de toneladas, y para el año 2025 unas 3,6 millones de toneladas a nivel nacional, lo que significa que el país ya se encuentra con la capacidad instalada necesaria para cubrir estos valores, considerando que la actual es capaz de producir unas 4,6 millones de toneladas anuales.

La mala noticia para el sector este año, es que se avizora un nuevo conflicto arancelario proveniente de Perú que durante el pasado octubre impuso medidas de “antidumping” gravando con aranceles que van del 17% al 31,6% para el biodiesel proveniente de nuestro país. Además, avanza en Europa, aunque con gran resistencia por parte de sus productores, un plan para eliminar el uso de biocombustibles convencionales en el continente, lo cual, sin dudas, afectaría nuestra producción a futuro.

Pero el panorama más preocupante se da en el mercado interno, ya que, parte de las medidas adoptadas para afectar positivamente las exportaciones, afectaron de manera negativa sobre los costos lo que se tradujo en una caída de las ventas internas en aproximadamente un 10%, afectando particularmente a las pequeñas y medianas empresas las cuales trabajan actualmente con márgenes negativos, situación que no será sostenible en el mediano plazo.
Debemos considerar que la estructura de costos del biodiesel está compuesta mayormente por el valor del aceite de soja crudo, su principal insumo, con una incidencia del 82,4% aproximadamente para el año 2015. Los restantes costos se dividen entre Otros Insumos/Procesos (10,6%); Costos Fijos (7,6%); Impuestos directos (2,3%); Recupero de Glicerina (-5%); Logística (0,7%) y Flete a refinería (1,4%).

En cuanto a la distribución de las plantas de producción registradas en nuestro país tenemos a Santa Fe en el primer lugar con 18 plantas y una capacidad instalada total de 3,61 millones de toneladas; Prov. de Buenos Aires con 11 plantas con una capacidad de 361.600 toneladas; Santiago del Estero: 1 planta (200.000 Tns); La Pampa: 2 plantas (100.000 Tns); San Luis: 1 planta (96.000 Tns); Neuquén: 1 planta (80.000 Tns); y, finalmente, Entre Ríos: 3 plantas (75.089 Tns). Juntando estos valores obtenemos 37 plantas una capacidad instalada nacional para 4.560.889 de toneladas y una producción promedio de 123.267,27 toneladas. Esto indica que tanto Santa Fe, como Santiago del Estero se encuentran por encima de la media nacional en cuanto a producción promedio. De hecho Santa Fe concentra, actualmente, el 70% de la producción de biodiesel nacional.

Bioetanol

Con respecto al bioetanol, los primeros ocho meses del año registraron un aumento de la producción del 5,5%, gracias en mayor medida al bioetanol elaborado a base de caña de azúcar, ya que, en los meses de Abril, Mayo y Junio de este año, fenómenos climáticos afectaron en gran medida la cosecha del maíz impactando en una subida del precio de este insumo esencial. De cualquier forma, con el correr de los meses esta situación se vio normalizada gracias a la óptima cosecha de julio y a las perspectivas productivas del cereal en Estados Unidos que revirtieron, en parte, la suba del precio.

En cuanto a la capacidad instalada para la producción de este biocombustible, el país cuenta 14 plantas que pueden elaborar 1.137.600 m3, es decir, una capacidad promedio por planta de unos 81.257,14 m3. La Provincia de Tucumán cuenta actualmente con 5 plantas instaladas con una capacidad de producir 330.000 m3; Córdoba: 3 plantas (402.000 m3); Salta: 2 plantas (115.500 m3); Jujuy: 2 plantas (128.700 m3); San Luis: 1 planta (90.000 m3); Santa Fe: 1 planta (71.400 m3). De este total de plantas, 9 producen a parte de Caña de Azúcar (574.200 m3) y 5 a partir de maíz (563.400 m3). Aunque cabe aclarar que, a partir de abril de 2016, se incorporan cuatro destilerías de bioetanol de caña, las que deberán construir su planta deshidratadora (Atanor, Leales, Minetti y La Esperanza).

La Producción de bioetanol es volcada en su totalidad al mercado interno, por lo que la producción se vio mermada debido a la caída de la actividad económica de este año. Pero en vista hacia el futuro, existe la posibilidad de una subida del corte de bioetanol en la nafta lo que la haría aumentar desde el actual 12% a un 15% en principio, con una expectativa hacia 2020 de alcanzar un 25% de corte. En la actualidad, la industria “etanolera” se encuentra preparada para la primera subida, lo que incrementaría claramente la producción. De tomarse la decisión, sobrevendría un proceso de inversiones, llevando la producción actual de un millón de metros cúbicos a una capacidad de 2,5 millones de metros cúbicos. Para destacar, al actual corte del 12% tenemos que en el NOA se registraron inversiones por 870 millones de pesos, lo que generó una gran cantidad de puestos de trabajos y se une a la causa de lograr el autoabastecimiento energético del país, sustituyendo la Importación de combustibles fósiles.

*Material exclusivo de Noticias Agrícolas.